31 de mayo de 2007

El principe azul

Almorzábamos en paz cuando un desubicado se sentó en nuestra
mesa (En una parrilla) para darnos los siguientes consejos:

- Haceme caso, nunca le digas a tu mujer lo que ganás ni lo que
tenés, imaginate que un día te robás un banco y tenés cien
lucas... y le contás a ella. Y un día viene un tipo que tiene el dato
y encañona a uno de tus hijos preguntando por la guita... ¿Vos
pensás que ella no canta? ¡Te manda al frente sin dudarlo!

Y siguió:

- Aparte... ni se te ocurra comprar una casa para la familia,
cuando llegue el momento de separarte te vas a sentir
mal dejándolos sin techo entonces vas a irte vos, pero a los dos
meses ahí va a estar viviendo un remisero con una poronga así
(Unos 30 cm) que se la va a pasar dandole matraca a tu señora
todo el día, y le va a comprar dos boludeces a tus pibes y ellos
lo van a querer mas que a vos!!

Y para rematarla:

- Por eso a fin de cuentas las putas son muchos más baratas
a éstas entre que las llevas a morfar, las llevas al cine, a tomar algo
y al telo te gastaste una fortuna, en cambio vas al puterío, la ponés
por cincuenta o cien mangos y te vas a tomar una birrita tranquilo.

5 comentarios:

ale dijo...

Si esto les molestó voy a agregar datos:

* Es el dueño de la parrilla.

* Pensamos que iba a irse después de dar su discurso pero se quedó hasta que nos fuimos, en total estuvo sentado una media hora con nosotros.

* Dijo otras barbaridades pero son irreproducibles.

Mola dijo...

se que es muy patetico
pero realmente
hay veces que uno piensa asi :P
jajajaj

ale dijo...

a mi lo que me desconcertó en realidad fue que ponga el ejemplo de robarte un banco, como si fuera lo mas lógico para llegar a tener guita.

Luli dijo...

un amor el señor, un santo.

el hombre que todas queremos encontrar en la vida.

Marian dijo...

desubicadisimo

pero p el blog muy gracioso!