5 de agosto de 2008

Marketinero

Volví empapado de la farmacia.
Pero no por la lluvia en el camino sino porque tenés que esperar afuera.
Debe querer que nos enfermemos para vender más.

No hay comentarios.: