16 de noviembre de 2009

Ama de casa desesperada.

Entonces ella dijo:
"Cuando pasó lo del desabastecimiento por el conflicto con el campo y no había aceite me agarró una obsesión y ahora me la paso comprando aceite, tengo siempre seis o siete litros, si llego a tener menos que eso ya me agarra el ataque".

1 comentario:

Roberto dijo...

Las obsesiones suelen ser así. Patético lo que una crisis puede ocasionar. Puta hambre, puta guerra.


Saludos,


R