29 de enero de 2011

Cobro revertido.

—Te lavo los vidrios, amigo.

—¡No! no no no no tomá tomá. (le da un peso y el tipo se va).

—¿Qué haces?

—Le doy guita para que se vaya.

No hay comentarios.: