29 de mayo de 2007

Incitación a la violencia

Una tarde cuando tenía unos... doce años. Yo jugaba con
un perro de la calle en la plaza y uno de los chicos "bien"
del barrio se acercó con un nuevo y hermoso ciclomotor
que le habían regalado para tener la siguiente conversación:

- ¿Que hacés, che?

- Bien bien, re bien... ¿Te gusta mi moto nueva?

- Siiii, está buenísima!!

- Que lástima que vos no puedas tener una así ¿No?

6 comentarios:

ale dijo...

Notas:

* No... no le pegué. es unos tres años más grande que yo.

* Mi hermano si le pegó, varias veces.

* Esta persona sigue siendo así hoy día, aún con sus 30 años, pero no posteo sobre el porque creo que voy a escribir un libro, tengo material suficiente.

Gioconda dijo...

Una buena respuesta hubiese sido "pero por suerte yo no tengo una enfermedad terminal" :P
Aunque a esa edad un golpe en la trucha suena mucho mejor :P

Esperamos ese libro!

--Gabriel-- dijo...

ah entonces me dejaste tranquilo...no vaya a ser que el tipo hubiese cambiado...
por lo menos tiene de castigo la pelotudes q lo persigue de por vida...

jaja, hasta parece q me lo tome a pecho

Luli dijo...

ese llegó a político, seguro...

Marian dijo...

ya con ser asi tiene bastante...

quiero el libro!!!

Roberto Sánchez dijo...

me firma el broli?

salud y buenos alimentos